Thursday, November 17, 2005

Ciudadanos de la copia feliz...





Con frecuencia viajo a Santiago, y me gusta observar mucho cada vez que ando en sus calles, él... siempre me pregunta que me pasa... y aquí una de las tantas cosas que pienso del gran Santiago que por tenerlo a él ahí, lo siento como mi ciudad tb...
Creo que la primavera ha sido una estación para vernos con alguna sinceridad en el espejo colectivo. El clima abrumadoramente pesimista así lo ha exigido ¿tan mal está todo o somos nosotros mismos que estamos mirando a través de un vidrio oscuro? ¿Qué nos pasa, qué nos lleva a resultar tan deprimentes?
Dos récords mundiales santiaguinos, encontrados por estudios internacionales de la objetividad, dan mucho que pensar. El índice de depresión más alto del planeta y la ciudad donde es mayor la desconfianza. porque, estando muy lejos de ser la más violenta o peligrosa, los habitantas creen que el riesgo de asalto es permanente, y desconfían del prójimo más que en ninguna otra parte...
Y los extranjeros? cómo nos ven? unanánime en todo extranjero que consulto... inseguros y defensivos, nos hallan tímidos, entrenados en ocultar lo personal tras mucha formalidad; cargantes de lo racional, lo probado, lo que no compromete; siempre crìticos de lo diverso, lo intenso, lo demasiado vivo... ¡parece que hubieran prihibido la carcajada! me dijo uno...que lata..
Ojalá la vergüenza fuera ajena, pero la mirada externa nos confirma sospechas y frustraciones propias; resulta fuerte vernos tan chupados, tan inexpresados, tan paralizados por un miedo obsesivo al ridículo... basta escucharnos criticar a los vecinos fiesteros para darse cuenta de que nos creemos realistas, sensatos, de buen gusto y mejores maneras...
Por supuesto, chilena que soy, aprecio nuestra seriedad, pero noto tb como se nos pasa la mano... desconfiar no es siempre realista, ni criticar hasta ir dejando todo sin valor... andar con el ceño fruncido y los ojos duros no muestra superioridad...
Elogiar nos cuesta mucho, los chilenos resultamos mezquinos al brindar tan poco la mirada, la felicitación... la calidez... vestidos de impecable gris, como en las mejores capitales, se nos olvida el placer de jugar... de compartir... y tan ocupados, tan esforzados, sin bailar suficiente, ni abrazar ni celebrarnos unos a otros, perdemos la fe que ilumina el porvenir y el amor capaz de comprender lo presente....
Propongo un remedio. ¿Qué les parece que cada uno, por su cuenta, sacuda un poco su seriedad y eleve el volantín del alma hasta llegar al puro cielo azulado que promete futuro esplendor?

9 Comments:

Blogger Fer said...

hola =) me alegra haber sido tu primera visita y ser la primera en postearte...=) ojala me sigas leyendo... y ahora mismo te agrego a mis links...
besitos
bye

17 November, 2005  
Anonymous Anonymous said...

la cosa es cruda!!! pero que se le puede hacer ante una puta sociedad calsista e inconforme con lo que tiene ante sus narices..... además... difícil resultaría encumbrar un volantin con el alma tan pesada y llena de mierda extranjera, de ideales funestos y promesas inconclusas... ya me puse weon pa mis cosas pero .. es lo que pude reflexionar ante tu escrito!!!
me gusto mucho tus pensamientos espero que continues con mejores!!!!

atte yo

17 November, 2005  
Blogger Brujitablanca said...

“... ni tan equivocada ni tan cierta, segun yo.... y sin ser santiaguina, llevo acá mas de cuatro años, donde he conocido gente buena... así como también la mala... donde no entiendes que cresta les paso en sus vidas para no tener corazón...”

“... pero no todo es tan malo no???... solo depende del cristal con el que se mira... “

BB.

17 November, 2005  
Blogger Brujitablanca said...

This comment has been removed by a blog administrator.

17 November, 2005  
Blogger Marcial said...

iwal noe s tanto como dices... osea, no son todos (aunque yo sea uno de ellos xD, jjajaj) pero hay mucha gente viva que a nosotros, los apagados, nos ilumina un poko... uff que poético y humanista me salió lo último xD
jaja
slauos
bkn ke hayay llegado a mi flog :)
slaudos
chauchau

17 November, 2005  
Blogger Elías... said...

de acuerdo con algunas cosas...como por ejemplo ese sombrío color q se ve en las almas de la gente q vive acá...que todo es más rápido....pero en relación a la delincuencia y a la sensación de inseguridad q te da la capital....o sea, tienes q vivir acá para saber q es eso....
Escribes muy bonito...sigue así, felicitaciones!

17 November, 2005  
Blogger the drumer said...

Amo santiago...he conocido gente con mucho brillo, gente acogedora...calida, con una entrega enorme.
saludos,

20 November, 2005  
Blogger Isa said...

hola, te agregué a mis links, espero no te incomode...

saludos

21 November, 2005  
Blogger spaceboychile said...

Ah que bien.
Aunque hago el intento de ser transparente y sincero con los que me conocen y en mi blog, y la carcajada me resulta facil, encumbrare un volantin:

Yo creo en el otro. Me han cagado pero igual creo. No soy inocente, pero si no creo en el otro no creo en mi....y ese es uno de los problemas del santiaguino, no se la cree.
Dentro de poco me ire a dar una vuelta por otros lados, porque viajando se crece, se aprende. A mi vuelta estare contento: por que no, si el viajar es un placer. Contare mis experiencias, mostrare fotos, expresare como me siento: me la creere, y motivare a que otros me crean.

He dicho, jajaja

25 November, 2005  

Post a Comment

<< Home